About

Queer Rights ATX was formed to organize the Texas Equality March in Austin. We are a group of queer and trans activists who have the privilege of having the time and energy to volunteer towards the coordination of this state-wide event. We are not incorporated, and we do not have corporate sponsorship. We are sponsored by the non-profits, organizations, collectives, community organizers, and activists that fight for our rights day in and day out. Our sponsorships come in the form of emotional support, time, volunteering, outreach, and donations. 

We believe in intersectionality and in owning and acknowledging our experiences of privilege alongside our experiences of marginalization. When we want to use our privilege to support another’s marginalization, we hold ourselves accountable to leaders and individuals from the groups experiencing that marginalization.

We intend to socialize, mobilize, educate, organize, and empower our communities. We must come together to fight back against anti-LGBTQ+ individuals, groups, legislation, institutions, and any other structures that seek to oppress us.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Queer Rights ATX se formó para organizar la Texas Equality March en Austin. Somos un grupo de activistas queer y trans que tienen el privilegio de tener el tiempo y la energía para ser voluntarios para la coordinación de este evento a nivel estatal. No somos incorporados, y no tenemos patrocinio corporativo. Somos patrocinados por organizaciones sin fines de lucro, organizaciones, colectivos, organizadores comunitarios y activistas que luchan por nuestros derechos día tras día. Nuestros patrocinios vienen en forma de apoyo emocional, tiempo, voluntariado, divulgación y donaciones. Buscamos agitar las estructuras y procesos capitalistas que compran a nuestros políticos, causan estragos en nuestro medio ambiente y generan ganancias sobre la gente. Nos oponemos firmemente a la mercantilización y apropiación de culturas, identidades y experiencias marginadas por grupos dominantes. No existen para su consumo. Nuestras culturas no son tus trajes.

No nos involucramos en política de respetabilidad. Reconocemos y celebramos el hecho de que no todo el mundo quiere ser normal. Nos negamos a suplicar por la inclusión en un sistema opresivo que: a) nos coloca en las cajas binarias obligatorias desde el nacimiento, b) las políticas y nos castiga cuando no se ajustan a las restricciones rígidas de dichas cajas, y c) nos obliga a ” Salir “a perpetuidad de las identidades que nunca nos auto-seleccionamos en primer lugar. Queremos un sistema completamente nuevo, basado en el género y la autonomía sexual. Honramos la autodeterminación y nos referimos a otros por los nombres y pronombres (si los hay) que usan. Creemos y respetamos a las personas cuando comparten sus identidades y experiencias con nosotros. Cada individuo es el experto de su propia vida.

Creemos en la obtención de consentimiento informado y permanente antes de participar en cualquier cosa que implica el cuerpo de otra persona, el tiempo o semejanza. Creemos en la interseccionalidad y en poseer y reconocer nuestras experiencias de privilegio junto con nuestras experiencias de marginación. Cuando queremos usar nuestro privilegio para apoyar la marginación de otros, nos hacemos responsables ante líderes e individuos de los grupos que viven esa marginación. Buscamos identificar, interrumpir y desmantelar todas las formas de opresión. Buscamos centrar a los más marginados dentro de nuestras comunidades, incluyendo, pero no limitado a, gente queer de color, gente transgénero y no conformista de género, inmigrantes queer y gente indígena, personas no-monosexuales e intersexuales, queers pobres y de clase trabajadora , Y personas extrañas con discapacidades.

Creemos que, antes de que podamos empezar a tener conversaciones significativas acerca de la igualdad, hay que lograr primero la equidad. Necesitamos cerrar las brechas para tener acceso antes de que podamos empezar a tratar a todos iguales. Debemos luchar por espacios no comerciales que podamos usar para socializar, movilizar, educar, organizar y empoderar a nuestras comunidades. Debemos unirnos para luchar contra los individuos, los grupos, la legislación, las instituciones anti-LGBTQ + y cualquier otra estructura que busque oprimirnos.